info@motoiservices.com

¿Normal o invertido?

¿Normal o invertido?

Una de las modificaciones más comunes es la de invertir el sentido de funcionamiento de la palanca del cambio de marchas. Algunos lo hacen simplemente por «simpatía» (si el vecino lo lleva así, por algo será) y otros porque saben perfectamente de las ventajas de hacerlo.

Veamos cuáles son esas ventajas y porqué todas las motos deberían traerlo así de serie.

Max Biaggi lo llevaba «normal»

Si, es cierto. El hexacampeón mundial Max Biaggi siempre compitió con la palanca de cambio con accionamiento «normal», pero es la excepción. No sabemos si es porque comenzó «tarde» (ahora comenzar a correr con 17 años se considera muy tarde) y estaba acostumbrado a su motocicleta de calle, pero así fué.

Para el resto de los mortales, la configuración «invertida» del accionamiento de la palanca de cambio tiene ciertas ventajas, sobretodo si tu elasticidad es la de un tablón de madera y además equipas un shifter.

Para subir una marcha sólo tienes que pisar la palanca. Esto es realmente útil cuando tienes que engranar una marcha mientras tomas una curva. Si están en mitad de una curva de derechas, con lanzar una «patada» hacia la palanca será suficiente para que engrane. En esta situación, con una configuración «normal» deberías colocar el pie por debajo de la palanca para accionarla hacia arriba con las dificultades que eso conlleva en esa postura… Yo nunca he conseguido hacerlo en el curvón del Circuit de Catalunya usando la configuración normal.

En una curva a izquierdas es casi peor. Con el pie soportando gran parte de tu peso, mover la punta hacia la parte inferior de la palanca y levantarlo (corriendo el riesgo de que este toque en el suelo) se hace harto difícil. Además en este caso puede generar cierta inestabilidad en la motocicleta.

Utilizando la configuración invertida otra vez tan sólo es ejercer presión sobre la palanca, evitando una posible rampa en los dedos de los pies, el contacto de la puntera de la bota con el suelo y una posible inestabilidad.

Si bueno, ¿y para reducir que?

Valga decir que el 99,99% de los casos en los que vas a reducir de marcha es durante una frenada y prácticamente siempre la motocicleta se encuentra en posición vertical (o casi).

En esta situación no es dificultoso meter el pie debajo de la palanca para reducir, por lo que raramente se genera una situación de incomodidad o peligro.

Pero por la calle no hace falta, ¿no?

Al circular por la vía pública no lo haces de igual manera que en un circuito (o por lo menos no deberías si te quieres un poco) y todo sucede de manera más lenta y se puede retrasar el cambio de una marcha sin que ocurra nada por perder 3 décimas. Aún así sigo pensando que la configuración «invertida» tiene más ventajas que inconvenientes en todas las situaciones.

¿Puedo invertir el cambio en mi moto?

Prácticamente se puede en todas las motos que equipen un accionamiento por leva y reenvio. En aquellas en las que la palanca se encuentre anclaja directamente al eje de cambio (como por ejemplo, en la mayoría de MX) no se puede.

Simplemente hay que dar la vuelta a la leva en el eje del cambio, con algunos «peros» técnico-mecánicos.

Palanca de cambio invertida. Debe conservarse el paralelismo entre la leva en el motor y la leva en el pedal.

La leva accionadora debe ser paralela al accionamiento del pedal-palanca. Si no es totalmente paralela es bastante probable que acabes rompiendo algún componente interno de la caja de cambios. Es posible que necesites una varilla algo más larga que la original… por lo que la recomendación, si no te ves capaz de hacerlo, es que le pidas a tu mecánico de confianza que te haga la modificación.

Acostumbrarse es relativamente fácil. Al principio es posible que cometas algún error (poner o quitar una marcha cuando no toca) pero sorprendentemente te acostumbras de manera muy rápida!

¿Y tú? ¿Convencional o invertido?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: