info@motoiservices.com

6 consejos para rodar seguro en verano

6 consejos para rodar seguro en verano

Con la llegada del verano apetece mucho más montar en moto. Eso hace que los motoristas se “multipliquen” (a los de siempre se les suman los ocasionales de verano) en carreteras y ciudades, y con ello los accidentes y visitas a urgencias.

En el blog de hoy vamos a hablar muy poquito de técnica y mucho de sentido común, que dicen que es el menos común de los sentidos.

Hemos preparado 5 consejos básicos para rodar seguro en moto especialmente durante el verano (aunque sea también aplicable al resto del año).

Consejo 1. – Presión neumáticos

Debido a la mayor cantidad de horas de sol incidiendo en el asfalto, se calienta bastante más que en primavera, invierno u otoño. Muchos creen que esto proporciona un extra de agarre entre el neumático y el suelo pero no siempre es así. Un exceso de temperatura unido a una presión de los neumáticos inadecuada puede provocar una pérdida de agarre creando una situación potencial de caída.

Debido a la mayor temperatura del asfalto, la presión de aire en el interior del neumático aumenta demasiado, provocando además una disminución en el tamaño de huella.

Por lo tanto, consejo número 1, adecúa la presión de tus neumáticos (en frío) por debajo de la recomendada por el fabricante (entre 0,2-0.3 bar) para compensar  en caliente y hacer que funcionen a la presión adecuada si vas a hacer trayectos durante las horas de más sol.

Asegúrate de llevar siempre los neumáticos a la presión correcta. Puede parecer un engorro, pero te durarán más y conducirás de una manera más segura maximizando el agarre.

Si quieres ser más exacto, rueda con las presiones que recomienda el fabricante durante unos 15 kilómetros, verifica la presión en caliente con un medidor de mano y corrige. No te equivocarás de mucho!

Recuerda, eso si, que las presiones que se suelen facilitar son en frio (para neumáticos de calle), por lo que si no tienes la referencia a temperatura de trabajo es mejor que lo consultes con el fabricante de los neumáticos.

Consejo 2.- Viscosidad del aceite motor

El estándar SAE hace referencia a la viscosidad del aceite en función de la temperatura ambiente. Si es multi-grado, encontrarás un primer dígito que hace mención a la temperatura mínima y otro a la máxima ambiente. Por ejemplo, SAE 10W40. Mira la tabla adjunta:

El primer dígito indica la temperatura ambiente mínima a la que puede trabajar el aceite. El segundo dígito, la temperatura ambiente máxima. Atento porque el primer dígito no corresponde siempre con la temperatura!

Como aceite estándar la mayor parte de fabricantes recomiendan, de manera general, el 10W40. Piensa que fabrican para todos los lugares del mundo y es difícil encontrar un compromiso para todos por igual.

En frío raro sería que no funcionase bien en España (donde en invierno no es muy habitual encontrarse temperaturas inferiores a los -10º excepto en zonas muy concretas) pero si que es bastante más habitual encontrar temperaturas por encima de los 40ºC en muchas zonas.

Es por eso que en verano te recomendamos que utilices una viscosidad de aceite en caliente que se adapte a la temperatura por donde vayas a circular para evitar posibles averías de motor.

Consejo 3.-  Uso de calzado abierto

Ni se te ocurra. Sé que apetece, si. Sé que sólo vas a la esquina a buscar el pan, si. Sé que vas en scooter y no vas a cambiar de marcha, también. Pero ten en cuenta que por un posible acto reflejo pongas el pie en el suelo para equilibrarte, o evitar una caída, pierdas la chancleta, la abarca o lo que lleves puesto y tu pie acabe rozando contra el asfalto.

No quiero ser desagradable explicándote las posibles consecuencias, pero piénsalo un poco teniendo en cuenta que el asfalto, para que se agarren los neumáticos, es algo parecido a papel de lija de grano 1.

Usa siempre calzado cerrado que te proteja mínimamente los pies y que no salga volando fácilmente.

Consejo 4.- Guantes

Fíjate en los niños pequeños. Cuando se caen al suelo la mayor parte de las veces (las que les da tiempo) su primer acto reflejo es poner las manos en el suelo. Ya duele en parado, imagínate en marcha!! Sigo alucinado con la cantidad de gente que monta en moto sin guantes. No son solo para darte calor en invierno; su misión principal es proteger tus manos frente a posibles caídas y abrasiones con el asfalto. ¿Te han explicado alguna vez como quitan en urgencias las piedras que se te quedan clavadas en la piel?

No quieras descubrir para que usan algo parecido a esto en los hospitales….

Por otro lado, tampoco valen unos guantes cualquiera. Evita los que sean excesivamente baratos (de Aliexpress por ejemplo) y compra sólo los homologados (EN13594-2015) en tiendas especializadas.  Déjate recomendar por el vendedor, no todos van a intentar venderte lo más caro; conozco casos donde suelen recomendar lo que el cliente necesita.

Siento tener que ser tan claro pero es muy incómodo tener las manos tan heridas que alguien te tenga que ayudar a limpiarte el culo…

Siempre puedes optar por unos guantes específicos de verano con tejido perforado. Recuerda verificar que cumplen con la normativa europea EN13594-2015 para asegurarte una buena protección frente a la abrasión.

Por otro lado parece que van a hacer el uso de guantes obligatorio por ley igual que ocurrió hace años con el casco.

Consejo 5.- Chaqueta

Una vez más me saltan todas las alarmas cuando me adelanta una moto por la autopista y el conductor lleva la camiseta de manga corta subida hasta los homoplatos.

Actualmente existen chaquetas de verano ventiladas que son altamente efectivas en cuánto a ventilación y ofrecen un alto grado de protección (o por lo menos algo más que una triste camiseta de algodón…). Recuerda al señor Nanas!

De nuevo comprueba que la chaqueta cumple con la normativa europea; esto te protegerá mejor frente a abrasiones y las protecciones de codos y hombros te protegerán realmente.

Si, decididamente parece que las motos no se hayan hecho para el verano XD

Consejo 6.- Hidratación en recorridos largo

Por último, pero no menos importante, es la hidratación sobretodo en recorridos largos. Es algo que en muchas ocasiones se nos olvida porque no se tiene la facilidad que por ejemplo se tiene en una bicicleta, pero no por llevar un motor en lugar de un par de pedales dejas de deshidratarte.

Conducir una motocicleta es una actividad que desgasta físicamente mucho más que un turismo, sobre todo en tramos revirados donde se acaba tirando mucho de físico.

Hidrátate con agua y alguna bebida isotónica de manera ocasional que contenga sales, potasio y sodio. Evitarás desvanecimientos y fatiga muscular y disfrutarás mucho más de la ruta que encontrándote realmente mal!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

E-book de mantenimiento GRATIS!Descarga nuestro -ebook y mima tu moto con los mejores cuidados!!
A %d blogueros les gusta esto: