info@motoiservices.com

Claves del mantenimiento de tus suspensiones

Claves del mantenimiento de tus suspensiones

Las claves de porque es necesario su buen estado

En los últimos años, con la fiebre de asemejar los mantenimientos de las motocicletas al mantenimiento de los coches (sólo hace falta ver cómo han alargado los intervalos de cambio de aceite del motor), los fabricantes han “olvidado” indicar en sus tablas de mantenimiento el cambio de aceite de las suspensiones. Vale, antiguamente tampoco hacían mención al cambio de aceite de la unidad de suspensión trasera, pero han obviado por completo el mantenimiento de la suspensión delantera.

¿Realmente es necesario?

Ante la duda, siempre es cierta la afirmación más barata. Entonces “si lo han quitado, es que no hace falta” se convierte en una verdad absoluta.

Nada más lejos de la realidad. Los fabricantes entienden que, en caso de romperse los retenes de las barras, es necesario sustituir el aceite. Esto puede ocurrir en 6 meses, dos años… o seis años.

¿Pero porque es necesario? Veamos que le ocurre al aceite durante el funcionamiento y que “daños colaterales” puede sufrir una suspensión en caso de no realizar un mantenimiento adecuado.

Energía

Cuando circulando encontramos un bache, se consume una cierta energía en comprimir el muelle de la suspensión. Este muelle “almacena” esa energía para luego liberarla durante la carrera de extensión. La amortiguación, basada en hacer pasar aceite a través de orificios de distinto calibre o de un conjunto de láminas flexibles, convierte la energía cinética almacenada por el muelle en fricción viscosa. La fricción convierte esa energía en calor.

con_todo.jpg

La ley de conservación de la energía afirma que la ésta ni se crea ni se destruye, se transforma

Este calor generado afecta al aceite, y aunque hoy en día hay aceites que soportan muy bien las altas temperaturas, acaban por degradarse. Estos aceites, formulados sintéticamente, constan de una serie de cadenas de polímeros. Cuando se degradan pierden su índice de viscosidad original. Al cambiar la viscosidad, la amortiguación sufre un cambio de comportamiento perdiendo las características iniciales.

La degradación polimérica es un cambio en las propiedades —fuerza de tensión, color, forma, etc.—de un polímero o producto basado en dicho compuesto, bajo la influencia de un o varios factores ambientales como el calor

Asimismo el aceite recoge residuos de los componentes de la suspensión, tales como óxidos de aluminio y partículas externas que hayan podido entrar por los retenes. Esta contaminación recogida por el aceite, circula mezclada con él por los pasos de aceite o conjuntos pistón-láminas, haciendo las funciones de pasta de esmeril; agrandando los orificios y cambiando, también, las características de la suspensión de manera irreversible. Esto ocurre cuando “se nos olvidó” cambiar el aceite durante 4 años y ahora, que se lo hemos cambiado, sigue sin funcionar como cuando era nueva.

GA_2013 018
Aunque la imagen es especialmente mala, puede distinguirse el estado en el que ha salido el aceite de este amortiguador trasero: de color negro y consistencia acuosa. Vamos, puede servir para cualquier otra cosa menos para seguir creando fuerza hidráulica en una suspensión. Para tu tranquilidad el desagüe está conectado a un bidón de recogida de aceite, no al alcantarillado…

Mantenimiento de la suspensión delantera

Visto lo visto, y teniendo en cuenta que la degradación es progresiva y que nos vamos acostumbrando a ella, es conveniente hacer mantenimiento de las suspensiones cada

 

cierto tiempo para que no se produzcan “cambios irreversibles”.

A mayor asiduidad mejor, pero sin que nos dejemos el sueldo en ello…

¿Cada cuánto es recomendable entonces? Depende del uso que se le dé. En circuito, donde el uso es exhaustivo y el aceite se calienta a muy altas temperaturas (más que circulando por carretera), es recomendable cambiar el aceite cada 6 meses y los retenes cada año. Esto, que puede sonar un poco exagerado ya es demasiado tiempo para los profesionales de la competición.

Para un uso en circuito amateur, donde las temperaturas de funcionamiento no son las mismas, es recomendable cambiarlo una vez al año.

Para uso en carretera, haciendo unos 12.000km al año es recomendable cambiarlo, como mucho, cada dos años.

No hay que olvidarse de los retenes. No son más que juntas de goma. Con el tiempo, estas juntas se endurecen, pueden aparecer pérdidas de sellado (con la consecuente pérdida de aceite) amén de provocar un mayor rozamiento contra la barra interna (mayor temperatura de funcionamiento) y permitiendo la entrada de mayor cantidad de elementos externos (mayor degradación si cabe).

IMG_0280
Detalle de un guardapolvos con demasiados kilómetros encima. Además de dejar de hacer su función principal, añade una fricción excesiva al funcionamiento de la suspensión

Con todo ello se llega a un punto en el que la amortiguación hidráulica “desaparece” y sólo queda muelle; como en las antiguas Vespas.

En las horquillas también es necesario verificar el estado de los casquillos de fricción y guías, segmentos de los pistones hidráulicos y el estado de las láminas. De nada sirve cambiar el aceite si tienes fugas por el perímetro del pistón hidráulico o tus láminas se encuentran dobladas debido a la fatiga.

IMG_0289
Barra de suspensión con un desgaste tremendo debido a un conjunto de retén-guardapolvos duros como piedras. Evita este tipo de males.

APRENDE A REGULAR TUS SUSPENSIONES CON NUESTRO CURSO ON-LINE «AJUSTE DE SUSPENSIONES». PULSA AQUI PARA MÁS INFORMACIÓN!

 Mantenimiento del amortiguador trasero: el gran olvidado

El amortiguador trasero es tratado como “esa cosa que siempre está ahí y nunca se cambia”. En muchos casos, de origen son unidades soldadas sin posibilidad de apertura para un posterior mantenimiento: es estos casos no hay otra que cambiar la unidad completa cuando desfallezca totalmente.

En el caso de ser desmontable, entonces puede realizarse el mantenimiento. Cambio de aceite, cambio de retenes y carga de nitrógeno es lo básico. En caso necesario se puede cambiar el tope de goma, el bladder (el pulmón de goma existente que separa la cámara de aceite de la cámara de nitrógeno) y el segmento del pistón.

DSC_0805
Detalle de un bladder o pulmón de goma deformado. Estas piezas pueden sustituirse para mantener las prestaciones de la suspensión al 100%

De hecho, en las motos de serie las cargas de nitrógeno van al mínimo, y esto afecta directamente al tacto del amortiguador, haciéndolo blando, volviéndonos locos con unos reglajes que nunca acaban de funcionar bien.

 Un amortiguador trasero con un “lavado de cara” específico a nuestro peso y nuestras indicaciones, funciona mejor que uno de marca sacado de la caja y puesto en la moto directamente, y por mucho menos dinero.

Las diferencias entre los componentes de marca y los originales son los materiales utilizados y ciertas calidades de acabado. Obviamente un amortiguador trasero Öhlins, por ejemplo, funcionará mejor que uno original a igualdad de condiciones (adaptados los dos a ti y a tu moto) y lo más importante es que «desfallecerá» más tarde que el original.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Pistón original (izquierda) y pistón aftermarket (derecha). Sobran los comentarios….

Sistemas de progresividad

Tampoco debemos olvidar, si nuestra moto está equipada con ello, del sistema de progresividad trasero o conjunto de bieletas.

También necesita de un mantenimiento periódico para su buen funcionamiento. No sirve de nada montar un amortiguador trasero de 1000 euros si luego tenemos el conjunto de bieletas gripado y seguimos teniendo un tacto duro y nada progresivo.

Su mantenimiento es muy sencillo comparado con el de un amortiguador trasero. Una vez desmontado se debe limpiar el conjunto con esmero (por su localización suele recoger mucha porquería del suelo) y verificar que sus retenes y rodamientos (habitualmente de agujas) se encuentran en buen estado y los pasadores no se encuentran marcados.

DSC_0813_low
Los pasadores no deben encontrarse marcados, sin ningún tipo de raya. Los retenes no deben presentar grietas o síntomas de endurecimiento y los rodamientos de agujas deben estar completos!

Se debe revisar que los orificios de los tirantes no se hayan deformado (y consecuentemente produzcan un juego muerto en la suspensión trasera) y engrasar los pasadores con grasa específica (con base de Teflón o con bisulfuro de molibdeno).

Una revisión anual (aprovechando los meses de más frio por ejemplo) es lo ideal para que tu moto, sea de circuito o no, funcione como un reloj en cuanto a parte ciclo. Busca el especialista de suspensiones de tu zona, aunque pueda parecerte caro no es nada comparado con tu seguridad y el gasto en neumáticos!

 

2 Responses

  1. José Ortolanis dice:

    Sé cambiar retenes y el aceite de las suspensiones delanteras – horquillas .Ahora, no sé cómo saber si está hecho correctamente. y en lo videos no te muestran bien como debería de quedar. Mi pregunta es, porque vi a un muchacho que ha ido a cambiar aceite y retenes a su horquilla y la suspensión baja norrmal pero al subir lo hace lento. ¿esto es correcto o algo está mal?

    • Hola José! Lo que comentas puede ser por varios motivos. El primero es que suba a la velocidad que toca porque el aceite no se había cambiado en mucho tiempo y ya no hacia su función.
      El otro motivo es que se hayan ajustado mal los reguladores de extensión (REB) en los tapones antes de instalarlos (no nos dices que horquilla es, por lo que no sabemos si consta de reguladores en extensión o no, pero esto es un caso típico en horquillas regulables). Si es el caso, mírate este video donde se explica como ajustar los tapones antes de montarlos. Mantenimiento horquilla
      Por último, también es posible que se haya utilizado un aceite de suspensiones más viscoso que el original. Cuidado que el aceite de suspensiones no se debe medir por el SAE como comentamos en esta otra entrada de nuestro blog Tabla de equivalencias de aceites de suspensiones
      Si realmente quieres saber como ajustar las suspensiones (y convertirte en un PRO), podrás encontrar nuestro curso on-line de ajuste de suspensiones Ajuste de suspensiones on-lineahora con un 30% de descuento. En él aprenderás a detectar, distinguir y corregir todas estas cosas! Saludos!

      El equipo MIS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

E-book de mantenimiento GRATIS!Descarga nuestro -ebook y mima tu moto con los mejores cuidados!!
A %d blogueros les gusta esto: