info@motoiservices.com

Suspensiones electrónicas

Suspensiones electrónicas

¡Vas a ver la diferencia entre las suspensiones electrónicas VS las suspensiones convencionales!

¿Cuánto hay de magia negra en el interior de una suspensión electrónica?

Durante los últimos años están apareciendo cada vez más soluciones, y a cuál mas ingeniosa, en sistemas de suspensiones electrónicas.

Pero, ¿que hay de mágico en su interior? ¿Realmente funcionan bien? ¿Vale la pena invertir un extra en un modelo con suspensiones electrónicas?

¿Magia negra?

Durante muchos años se ha creido, o se ha dejado creer, que el funcionamiento y modificación del sistema hidráulico interno de unas suspensiones era magia negra. Lo que ocurria es que no existia prácticamente ningún documento que lo explicase.

Lamento decirte que el ajuste interno de las suspensiones no tiene nada que ver con la magia negra, ni los especialistas son Chamanes.

Ahora, ocurre lo mismo con los sistemas electrónicos de control del sistema hidráulico, hay muy poca información y lo máximo que recibimos como usuarios es el tipo de ajuste que queremos (deportivo, ruta, etc…).

Tengo que decirte que no existe la magia negra, por lo menos, en los componentes de tu motocicleta.

El principio de funcionamiento interno de unas suspensiones electrónicas sigue siendo el mismo que para unas suspensiones convencionales, por lo menos, hasta que lleguen al mercado la nueva generación de líquidos capaces de modificar su viscosidad mediante impulsos eléctricos.

Un circuito de alta velocidad y otro de baja, un pistón, láminas que cierra en paso del flujo de aceite…. exactamente lo mismo.

La diferencia entre unas y otras se encuentra principalmente en el circuito de baja velocidad, el circuito que en unas suspensiones convencionales ajustamos con los reguladores externos.

En el caso de las eléctrónicas, se sustituye el regulador (por clicks o vueltas) por un solenoide o motor paso a paso, y electrónicamente se ajusta “en tiempo real” en función de una serie de parámetros.

Explicado a lo bruto, es como si llevases un fulano colgado de una de las barras de tu horquilla, mirando hacia adelante para ver los baches y con un destornillador en la mano. Sabiendo lo que viene, abre o cierra los reguladores para obtener el máximo de prestaciones, estabilidad y agarre…

Algo así….

¿Suspensiones electrónicas o eléctricas?

No confundas los términos. Por lo general, las suspensiones “eléctricas” son aquellas que son capaces de ajustar la precarga de los muelles pulsando un botón. Como el sistema ESA de BMW, por ejemplo.

Un casco, dos cascos, dos cascos con maleta….

Al final, es un motor eléctrico paso a paso, que sabe que cuando seleccionas un casco tiene que contar 15 pasos, dos cascos 30 pasos y así sucesivamente en función de la cantidad de ajustes que tenga tu moto.

Cómodo como no te imaginas.

Dynamic ESA de BMW
El Dynamic ESA de BMW es un portento, ya que es capaz de ajustar el SAG en función del peso que tiene encima y el circuito de baja electrónicamente. Seguramente el camino a seguir, aunque puede mejorarse.

Las consideradas electrónicas siempre van gestionadas por una centralita (ECU) propia. Y es en función de una serie de condicionantes (velocidad, datos de la IMU, datos de los sensores de recorrido, etc…) que se aplican unos valores u otros de fuerza hidráulica en el circuito de baja velocidad (datos de este tipo los fabricantes de suspensiones tienen para aburrir a cualquiera) y dan la orden a los solenoides o motores paso a paso para que abran o cierren los pasos de aceite.

¿Que tipos de suspensiones electrónicas existen y cómo funcionan?

Actualmente podríamos tipificar las suspensiones electrónicas por el tipo de accionamiento.

Existen dos principales: los motores paso a paso y los solenoides.

Las de motores paso a paso, como las de Öhlins Mechatronics, fueron de las primeras en aparecer en el mercado. Debido a la naturaleza de funcionamiento de estos motores paso a paso (como los usados en las impresoras 3D, por ejemplo), tienen un tiempo de reacción excesivamente lento: 0,5 segundos.

Suspensiones electrónicas vs convencionales
Suspensiones Öhlins electrónicas con motor paso a paso (inferior). Preciosas como ninguna, pero totalmente inútiles en la práctica.

Si echas cuentas, verás porque digo que son lentas de reacción.

Imagina que circulas a 120km/h y encuentras un bache. 120km/h son aproximadamente 33 metros por segundo.

En el momento que encuentras un bache, el sistema reacciona e intenta ajustarse.

Tarda 0,5 segundos. O lo que es lo mismo, 15 metros.

Vamos, que acaban de ajustarse 15 metros después de encontrar el bache.

Este es el motivo de que las sensaciones sean extrañas encima de una moto equipada con suspensiones electrónicas con motores paso a paso.

Más tarde aparecieron las suspensiones con solenoides, como las Sachs usadas en algunas BMW S1000RR. Estas suspensiones usaban solenoides de accionamiento indirecto, es decir, que entre el solenoide y el paso de baja velocidad, existe algún sistema mecánico de apertura y cierre.

Estas son más rápidas que las de motor paso a paso, aquí se obtienen tiempos de reacción de 0,1 segundos. Wowwww!

Bueno, comparando con el ejemplo anterior (circulando a 120km/h y encontramos un bache), tarda mucho menos en ajustarse…. pero aún y así acaban de ajustarse pasados 3 metros y medio aproximadamente, después del bache.

Infinitamente mejor, pero aún así de comportamiento extraño.

Las últimas en aparecer han sido las accionadas por solenoide de accionamiento directo, es decir, el vástago del propio solenoide es quien abre y cierra el paso de aceite del sistema de baja velocidad.

Al grano, tiempo de reacción: 0,01 segundos. Más rápido que un parpadeo!

Suspensiones electrónicas Showa
A nuestro parecer, las MEJORES suspensiones electrónicas en el mercado, las Showa. Aunque no ajustan la precarga electrónicamente, su rápidez de funcionamiento y el hecho de incorporar sensores de recorrido internos, las hacen estar tres peldaños por encima de la competencia.

Si seguimos con el ejemplo anterior, estas suspensiones acaban de ajustarse… pasados 30cm del bache! Vamos, posiblemente aún estés en él!

Estas suspensiones ultra-rápidas están firmadas por la marca japonesa Showa. A diferencia de las otras dos, subido encima, lo que notas es…. nada, la moto va “asquerosamente” bien siempre.

Y creo que esta es su máxima virtud, siempre van bien y ni te das cuenta que están ahí.

Además, todas estas suspensiones pueden incluir el algoritmo skyhook en su programación. Para no liarnos demasiado en explicarlo, es una programación en la ECU de las suspensiones (muy usada en coches) que hace que el principio de funcionamiento sea el de que la masa suspendida “flote” por encima de la carretera.

Muy cómodo si vas de ruta, pero inútil si estás en un circuito. Como ves, todo depende del uso que le des a tu moto.

Verdades y mentiras sobre las suspensiones electrónicas

Hemos pensado que para explicarlo de una manera más clara, lo mejor es una lista de FAQ’s. Ahí va:

  • Las suspensiones electrónicas se totalmente ajustan solas – FALSO

    Es falso porque el ajuste de suspensiones comprende el ajuste de la precarga del muelle y de los hidráulicos. Generalmente las suspensiones electrónicas son semi-activas, sólo ajustan la parte hidráulica, no la precarga.
    Y el ajuste de precarga no está “escrito en piedra” como las sagradas escrituras. Puede ajustarse en función del uso que vayas a darle a tu moto, del peso exacto que vayas a transportar y de tu estilo de conducción.
    Vamos, que necesitas ajustar en función de una serie de parámetros muy personales.

  • Las suspensiones electrónicas no necesitan mantenimiento – FALSO

    Necesitan exactamente el mismo mantenimiento que unas suspensiones convencionales. Cambio de aceite, retenes, guías, láminas, segmentos de pistón…

  • Las suspensiones eléctricas – electrónicas son fáciles de ajustar – VERDADERO

    Ni destornilladores, ni accesos complicados a la precarga del amortiguador, ni tirarse por el suelo para ajustar la extensión trasera…. Sentadito en tu moto, con un simple click de botón o a través de una App. El p**o amo, vamos. (pero sigues necesitando saber cómo se ajustan)

  • En competición no se usan, por lo que no sirven para circuito – FALSO

    Las motos que las equipan de serie SI pueden usarlas en competición. De hecho, BMW las ha estado usando varios años con muy buenos resultados. Por otro lado, seguramente no seas Rossi, por lo que, a ti te van a ayudar más que a perjudicarte.

  • Tienes que saber cómo se ajustan – VERDADERO

    Exacto. Hay que saberlo. De lo contrario seguirás igual que con las convencionales; más perdido que un pulpo en un garaje, pidiendo ajustes en foros de internet que nunca te funcionarán bien.

    Afortunadamente, para eso tienes nuestro curso online “AJUSTE DE SUSPENSIONES”, donde te lo explicamos todo para que seas capaz de adaptar, tengas las suspensiones que tengas, tu moto a ti como un guante… de seda.


Ahora ya tienes más conocimientos sobre las suspensiones electrónicas, seguramente más que cualquier vendedor que te ofrezca una moto equipadas con ellas (simplemente pregunta por el tipo de accionamiento del circuito de baja velocidad para verle palidecer).

Y tu que prefieres a partir de ahora, ¿convencionales o electrónicas? Déjanos tus comentarios aquí debajo!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te ha gustado nuestro post? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones¡Date de alta en nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de todo!
Habla con nosotros
A %d blogueros les gusta esto: